Archivos Mensuales: enero 2012

ARSENIO MANILA

Día soleado y en el Paseo Marítimo de Cádiz una de las Visitas Recomendadas (VR) la encontramos a la altura del número 12, donde  es de agradecer que empresarios como el joven Raúl Cueto den un nuevo aire a la hostelería en Cádiz con locales que aportan creatividad y calidad a partes iguales.

    Al entrar se lee en una de las paredes “”Te propongo un plan: Sonríe, vive a tu manera y sé feliz. Bienvenido a Arsenio Manila”. Antes de sentarme ya me han sacado una sonrisa y eso se agradece, así que con esa premisa me siento en la mesa para disfrutar de un local decorado con todo detalle, elegancia e intentando que me sorprendan.

Me habían hablado de su cocinero Jesús Recio, otro joven gaditano formado en la Escuela de Hostelería de Cádiz y responsable de los últimos cambios de la carta del Restaurante.

   Para satisfacer el gusto de todos, tanto celíacos como vegetarianos pueden estar tranquilos porque se pueden adaptar los platos a su gusto. Un detalle, es que si no puedes leer bien la carta, disponen de gafas graduadas de farmacia para facilitarte la lectura, y también disponen de cargadores de móviles por si acaso te quedas sin batería, aunque una de las cosas que no se debe poner en una mesa es el móvil. Lo puedes llevar, pero procura dejarlo en el bolso o en silencio. Os recomiendo que leáis un artículo de Elvira Lindo titulado “No me quieras tanto” , que hace referencia a los móviles en las cenas.

 http://www.elpais.com/articulo/opinion/quieras/elpepusocdgm/20111002elpdmgpan_1/Tes

   Continuamos con nuestra visita y llega el momento de mesa y mantel, un mantel reciclable, una servilleta que lleva serigrafiado el nombre del Restaurante y unos cubiertos de los cuales me encanta el cuchillo.

    El servicio de camareros es jóven y con una sonrisa en la cara, algo que hoy en día falta en algunos profesionales que se dedican a la hostelería. Sugerencias que vienen en una pequeña pizarra y escrita con tiza, y a partir de ese momento un tiempo de espera corto en el cual aparecen nuestros platos (tapas, medias raciones y raciones).

    Nuestro homenaje comienza con “Nahu Beach 2.0, la evolución!”, una ensalada con mix de verdes, pollo al cajún, queso de cabra, maíz caramelizado y aliño de mostaza verde. Es cierto eso de que la comida entra por la vista, nada más llegar esta ensalada causa un impacto visual con un colorido verde intenso al que no te puedes quedar indiferente. Sabor increible. 

    A continuación unos calamares con queso Brie frito acompañados con dulce de piña y dátiles. Un nuevo sabor para disfrutar de unos calamares.

 

  El tercero de los platos se trataba de “Bocata Fusión Chicken”,  pan de cereales, pollo asado, lechugas, guacamole y queso cheddar fundido, acompañado todo con patatas Deluxe y mahonesa. Si ya en verano me sorprendieron en Nahú Beach con su bocadillo Manila de jamón, esparragos verdes y queso brie, este Bocata ha superado con creces aquella creación.

 

    Llega el momento de los postres y una pizarra escrita con tiza nos detalla tanto los postres como las tartas. No hay fotos ya que no me dió tiempo sacarla. Se devoraron rapidamente, sin tiempo para inmortalizar el momento.

   Otra de las cosas buena que tiene Arsenio Manila es que puedes continuar trás la comida con una carta de rones, ginebras, cócteles y bebidas espirituosas. La carta se llama 7.14.28 y en ella puedes elegir entre 28 referencias de ginebras y rones, 7 refrescos premiun y 14 botánicos para hacer tu combinado perfecto.

   Esta visita recomendada (VR) no tiene punto final, solamente punto seguido……..enhorabuena a todo el equipo que forma Arsenio Manila. No os conozco personalmente, pero el comer allí te hace sentir como en casa. Un ambiente informal junto al mar donde disfrutar y ser feliz.

 

 

Etiquetado , ,

LA TORTILLA DEL BAR SANTOS.- CÓRDOBA

En estos momentos que me encuentro preparando mi  Licenciatura en Tortillología, mi mente se ha trasladado a Córdoba y nada menos que a uno de los grandes en el tapeo de la ciudad. Hago referencia  a un bar de tapas ubicado justamente al lado de la Mezquita y que es una Visita Recomendada. “Bar Santos” en la calle Magistral González Francés 3.
Fundado en el año 1969, su propietario es Francisco Santos (ese señor, que pronto nombrarán SANTO por las tortillas que hace, y que tan amable posó para nosotros en la foto con su gran joya de la corona). Normalmente los clientes tienen que disfrutar de sus tapas fuera del establecimiento ya que el local es bantante pequeño.

Santos con su gran joya culinaria.

La Tortilla del Bar Santos, que es su plato estrella, lleva como ingredientes: un buen aceite de oliva virgen extra, huevos de calidad y sobre todo unas buenas patatas. Tiene unos 4 kilos de media y un grosor de 12-15 cms.

Si has paseado por los alrededores de la Mezquita de Córdoba seguro que has tenido que entrar en este bar, santo y seña del tapeo en Córdoba, y te has sentado en la misma muralla de la Mezquita para contemplar, con una tortilla en la mano y una copa en la otra, las dos joyas que tenías frente a tí.

Córdoba la visité por primera vez a mediados de febrero del 2009 y os puedo asegurar que es una ciudad que te deja marcado para siempre por su encanto.

La Mezquita, El Cristo de los Faroles, El Puente Romano, Los Baños Árabes, El Palacio de Viana, Plaza de la Corredera, Alcázar de los Reyes Católicos, Cuesta de Bailío, Plaza del Potro, Museo de Julio Romero de Tórres (sí, ese que pinto a la mujer morena….), tanto por visitar y yo pensando en la Tortilla…buen provecho y que disfruten del viaje.

Etiquetado , ,

Bienvenidos a VR

Hoy nace VISITA RECOMENDADA un lugar donde juntos compartiremos experiencias gastronómicas y turísticas. Si quieres acompañarme, este poema de Mario Benedetti es mi filosofía sobre LA GENTE QUE ME GUSTA. Bienvenidos y gracias por ser así.

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla,
que no hay que decirle que haga las cosas,
sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace.
La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños
se apoderan de su propia realidad.

Me gusta la gente que es justa
con su gente y consigo misma,
la gente que agradece el nuevo día,
las cosas buenas que existen en su vida,
que vive cada hora con buen ánimo
dando lo mejor de sí,
agradecido de estar vivo,
de poder regalar sonrisas,
de ofrecer sus manos y ayudar generosamente
sin esperar nada a cambio.

Me gusta la gente capaz de criticarme
constructivamente y de frente,
pero sin lastimarme ni herirme.
La gente que tiene tacto.

Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.

A estos los llamo mis amigos.

Me gusta la gente que sabe la importancia
de la alegría y la predica.
La gente que mediante bromas
nos enseña a concebir la vida con humor.
La gente que nunca deja de ser aniñada.

Me gusta la gente que con su energía, contagia.

Me gusta la gente sincera y franca,
capaz de oponerse con argumentos razonables
a las decisiones de cualquiera.

Me gusta la gente fiel y persitente,
que no desfallece cuando de alcanzar
objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente de criterio,
la que no se avergüenza
en reconocer que se equivocó
o que no sabe algo.
 
La gente que, al aceptar sus errores,
se esfuerza genuinamente
por no volver a cometerlos.

La gente que lucha contra adversidades.

Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que piensa y medita internamente.
La gente que valora a sus semejantes
no por un estereotipo social ni cómo lucen.

Me gusta la gente capaz de entender
que el mayor error del ser humano,
es intentar sacarse de la cabeza
aquello que no sale del corazón.

Con gente como ésa,
me comprometo para lo que sea
por el resto de mi vida,
ya que por tenerlos junto a mí,
me doy por bien retribuido.